Jorge Luis Borges
Las herejías que debemos temer son las que pueden confundirse con la ortodoxia.