Orson Scott Card
Los seres humanos son libres, excepto cuando la humanidad los necesita.